14

Dic

Recomendaciones a la hora de trabajar con baldosas y columnas

Las baldosas deben de acomodarse verticalmente una junto a la otra, a recostadas a una superficie firme para evitar que se desplomen.

Las columnas beben de apilarse horizontalmente una sobre otra, sin exceder de dos columnas por fila preferiblemente, divididas por otra columna cruzada en cada extremo entre cada dos filas para dar más esta estabilidad.

Se debe evitar acomodarlas verticalmente ya que se pueden caer y dañar o causar algún daño a personas o a la misma construcción.

Las baldosas siempre se deben manipular verticalmente y nunca horizontalmente para evitar daños, también es importante que se manipulen entre dos personas ya que son pesadas y evitar accidentes en su traslado y colocación.

Una vez colocadas las columnas en su respectiva posición viene la colocación de las baldosas, estas se insertan entre las columnas verticalmente las cuales tienen una guía en la cual se desliza la baldosa hasta ir formando la pared.

Las baldosas cuentan con dos lados denominados “macho” y “hembra” los cuales a la hora de unirse compacta y estabiliza a ambas baldosas.

El lado “macho” siempre debe quedar arriba para que a la hora de colocar la baldosa siguiente calce correctamente con el lado “hembra”.